Uno de los trabajos más extraños que nos ha tocado hacer, y para el cual más tuvimos que pensar para lograr el resultado más óptimo.

Os enseñamos esta peana de madera de nogal que serigrafiamos para Euskaltzaindia, la Real Academia de la Lengua Vasca. Sobre la peana iba incrustado un árbol de Gernika hecho de metal (que no hicimos nosotros, claro) para la concesión de un premio anual.

Serigrafía sobre madera de nogal a una laca. Diseño propio del cliente.